El Follamatico, tercer capítulo